UNA LLAMADA AL ACERCAMIENTO FRATERNAL CON ARMONÍA
"Yo no veo si eres hombre o mujer, veo al músico, al artista y trabajo con ello".



Cuando la música traspasa el campo de lo sonoro aparece DiaMar. Sus composiciones dan un paso hacia una integración que no entiende de sexos y sólo busca el entendimento cultural. Melodías suaves inspiradas en grandes figuras de la armonía univeral proporcionan momentos de tranquilidad equilibrada. La mano femenina abre la puerta a una idea donde la creatividad se encuentra en ebullición constante.

Photomusik: ¿La formación musical de DiaMar proviene del mundo clásico?
DiaMar:
Sí. A los ocho años empecé a tocar el piano y terminé la carrera Superior quince años después, con todas las asignaturas añadidas que ello conlleva, Historia de la Música, Acústica, Historia del Arte, Estética, etc...
Mi relación con el piano fue amor a primera vista. Vi a un pianista tocar en la televisión y le dije a mi padre: "Papá, yo quiero tocar eso". Al poco tiempo, había un Petrof en casa, un piano checo robusto que me acompañó toda la carrera. Ahora está en la Escuela de música de un amigo. El próximo será un piano de cola. Primero tengo que encontrar la casa. (jaja)
Ph.: ¿Tus inquietudes se mueven también por otro tipo de sonidos más cercanos a un público general?
D.:
Se mueven por un sonido primero que le guste a uno mismo, por buscar algo en lo que creer para después poder compartir con el mundo.
DiaMar es cantante, compositora y pianista con una dilatada carrera musical en la que fusiona música folk de autor contemporánea con jazz y flamenco




La inquietud de DiaMar no abandona la música canaria.
DiaMar forma parte de la cultura canaria
Ph.: Eres canaria de nacimiento. ¿Qué ha insuflado el espíritu isleño en tu corazón artístico?
D.:
El mar siempre ha estado presente como fuente de inspiración y es posible que la frescura que tengan muchos de mis temas provengan de ahí. Viviendo en Madrid, busco eso continuamente. La forma que tienen los canarios de relacionarse, de ser amables, cariñosos,etc.. también lo busco en mi vida artística a la hora de relacionarme con los demás, porque creo que hay que ser amable y respetuoso con tus compañeros de trabajo. Al grabar un disco, al ensayar, al tocar... los demás me llaman jefa, pero creo que soy una jefa buena.

Ph.: Amplías tus estudios musicales en pedagogía del piano y lenguaje musical en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. ¿De qué adolece la cultural polifónica española?
D.:
La música no adolece de nada. Somos los humanos los que la maltratamos. Ella ya estaba antes de nosotros llegar. Los planetas tienen su propio sonido. Debemos de intentar respetar unos sonidos que ya están en el universo desde hace siglos y utilizarlos para crear proyectos que nos honren. Es nuestro cometido como músicos, mostrar al ser humano que se puede ser mejor gracias a la música.


Laura Ezeasor, letrista de la canción 'Ignorancia Social'




La qquímica entre Laura Ezeasor y DiaMar es un elemeto vital para Ignorancia Social.
DiaMar
 
Ph.: Tu carrera es compaginada con la docencia en diferentes Escuelas de Música y Conservatorios de la Comunidad de Madrid. ¿Cómo ha sido tu formación vocal junto a Mónica Benito?
D.:
Como profesora que soy, para mí era importante encontrar una persona que me guiara en el camino de la voz y que me apoyara en mis proyectos y en Mónica Benito he encontrado la coach vocal idónea. También estoy recibiendo clases de armonía, composición, etc...de Josvi Muñoz, otro mago de la música y un musicazo en toda regla. Sigo aprendiendo cada día, ya que creo que el músico debe estar en continua formación para enseñarle al público lo mejor de nosotros mismos y sobretodo un trabajo digno.


Ph.: ¿De dónde bebe tu lenguaje musical?
D.:
Mi lenguaje es mezcla de lo clásico y de lo que he escuchado desde pequeñita en casa: Jazz, Pop-Rock, Folk.. pero los músicos vamos evolucionando y buscando siempre nuevas inspiraciones. Ahora me encuentro en un momento de mi vida en el que la música celta-irlandesa ocupa la mayor parte del tiempo.


Ph.: ¿Cómo anexionas la creatividad y la práctica escénica a tus composiciones?
D.:
DiaMar y creatividad son uno. No puedo vivir sin mi creatividad. Va conmigo a todas partes con la ayuda de una libreta en el bolso. Y si me olvido de la libreta, la grabadora del móvil no está mal para guardar ideas.
Desde que me levanto hasta que me acuesto estoy continuamente creando: posibles transformaciones en mis proyectos, inclusión de temas nuevos, qué atrezzo incluir en el escenario, cómo enseñar las tonalidades a los más pequeños en mis clases etc?y todo ése trabajo en el que la cabeza no para, hace que el trabajo de componer cuando te sientas al piano, el de crear una melodía, una armonía, el de escribir una letra, pues sea más llevadero porque es tu esencia. Lo llevas ya en ti. Aparte de aprovechar Madrid y sus trayectos en metro, coche, bus para escuchar mucha música y ver qué hacen los demás y observar. Observar al mundo en general.

Ph.: ¿Qué recuerdos te traen la edición en 2014 del primer trabajo discográfico, Vente Conmigo?
D.:
Mucha gratitud. Tu primer disco de estudio, tus temas materializados sonando con banda en el escenario!. El proceso fue muy bonito. Fue como desenterrar un montón de temas que tenía guardados en un baúl y que nunca me había atrevido a enseñar y fue mi primer paso de valiente para dejar un trabajo muy bueno fijo pero que me ocupaba mucho tiempo y que me dejaba más bien poco para desarrollarme artísticamente. Pero también fue mi primer batacazo con la industria de la música. No sabía de qué iba nada de esto. Algo he aprendido y sigo aprendiendo, tus amig@s y compañeros de profesión te enseñan mucho, y con el paso de los años tienes más herramientas para poder manejarte en este mundo tan difícil y tan grosero y absurdo a veces.


Ph.: Raíces, tu proyecto nuevo, ¿se enmarca dentro de un universo conducido por la mano femenina?
D.:
RaíceS es un proyecto que pretende dar visibilidad a mujeres cantantes y compositoras. Está conducido por una mano femenina, que es la mía, porque llevo con esto desde 2016, momento en el que empecé a buscar a todas estas mujeres que incluyo en el disco. Pero en mi proyecto, en mi forma de trabajar, caben tanto hombres como mujeres, dos energías muy distintas pero también dos puntos de vista diferentes que hacen mucho más enriquecedor todo. Yo no veo si eres hombre o mujer, veo al músico, al artista y trabajo con ello..


El nuevo proyecto, 'Raíces', es un  un homenaje al origen de su música
"RaíceS es un proyecto que pretende dar visibilidad a mujeres cantantes y compositoras".

Ph.: ¿Cuál es su objetivo? ¿Cómo fue su génesis: supuso un reto, un divertimento, una actividad extraescolar?
D.:
En RaíceS fue la necesidad de ver quién estaba detrás de las canciones. Quién había compuesto ésa canción. A veces conocemos los temas más por quién los canta que por quién los compone. Y también la necesidad de otorgarle un lugar a mujeres compositoras que existieron y que poco conocemos de ellas. En mi carrera superior de piano, el repertorio que estudiamos es completamente masculino. Dónde está Nannerl Mozart, Fanny Mendelssohn ó Clara Schumann?. También fueron compositoras y me consta que tienen composiciones preciosas. Ya sólo por tener que quedarse a dar clases en casa para pagar la gira de su hermano Mozart y su padre, Nannerl, se merece un lugar en la programación de los estudios de piano en los Conservatorios, al igual que muchas otras.

Ph.: El título del vídeo Ignorancia Social resulta muy visual. ¿Hay algo de acusación en él? ¿De llama reflexiva? ¿De autocrítica?
D.:
El título es de Laura Ezeasor, la letrista de la canción. Habría que preguntarle a ella pero puedo decir en su nombre que por supuesto hay una crítica hacia el resto de gente que produce lo que ella llama la ignorancia social. Ella explica que escribió la letra a raíz de ver comentarios en redes sociales sobre la emigración nada bonitos, escritos con mucho odio. Eso la llevó a describir todos esos sentimientos en la canción. También habla de que en algún momento también se ha sentido como l@s protagonistas de su letra, debido a que es mitad canaria y mitad nigeriana.
Ph. ¿Cuándo comienza la historia de esta aventura poco usual?
D.:
Empezó como un trabajo para subir nota. Junto con Keina Izcoa y Carlos Rodríguez, ambos profesores de Instituto se nos ocurrió la idea de hacer un concurso de letras. Y a el/la que ganara, le añadiría música. Después pensamos que no podíamos dejarlo solamente en canción y nos liamos la manta a la cabeza e hicimos el videoclip en el que participamos, Laura y una amiga de Laura, alumn@s de Keina del IES del Rincón en Las Palmas y yo. Cada un@ desde lugares diferentes y grabado por otr@s profesores con los medios de los que disponían. Luego, ya lo editamos en Madrid. Un locura muy bonita, sin lugar a dudas.

Ph. Este trabajo ha sido realizado por jóvenes de 13 y 14 años. En comparación con un adulto, ¿cómo reflexionan estos chavales sobre la emigración, su tema central?
D.:
Pues de una forma muy madura. Como en todas partes, al igual que en los adultos, ya hay jóvenes que tienen una clara condición xenófoba y además tan marcada y extremista que da miedo pero hay otros, como es el caso de los jóvenes con los que hemos trabajado en el que ves que hay implicación, concienciación, responsabilidad, les gusta el trabajo en equipo y no dudan en participar. Ha sido una experiencia preciosa y la única pena que tengo es no haber estado en Las Palmas para participar con ell@s en todo el proceso, pero gracias a la tecnología, a los profes y a la moda de las reuniones por internet he podido tener contacto con ell@s.


Ph.: ¿Cómo se escogió el tema? ¿Fue algo consensuado?
D.:
Cada profesor eligió un tema diferente. Keina eligió el tema de la pandemia y lo que había supuesto para ell@s todo el encerramiento, etc? y Carlos eligió el tema de la emigración. Los alumn@s escribieron individualmente y por grupos y ésas letras me llegaron a mí. Elegía la de Laura, porque me pareció la mejor.

Ph.: Tú has puesto música a sus textos. ¿Cuál ha sido el papel de la letrista Laura Ezeasor?
D.:
El papel de Laura ha sido crucial puesto que las canciones son en importancia mitad letra, mitad música por igual. La letra de Laura estaba muy clara, era muy madura y tan completa que no pude sino rendirme ante una chica de trece años que parece ser que la escribió con doce y a la que no fue difícil añadirle la música porque ella había hecho un gran trabajo ya.


 



La reflexión y la autocrítica van de la mano en un trabajo maduro.

Ph.: Ignorancia Social habla de la desesperación, de enfado, de miedo desde la perspectiva de Laura. ¿Hay espacio para la esperanza en su corazón?
D.:
Creo que sí. Confío en que sí. Ella tenía más letras escritas que posiblemente ahora se esté planteando en que vean la luz, después de todo lo que ha pasado: la televisión, las entrevistas de radio, etc?la verdad es que no esperábamos que tuviera tanta acogida y si eso ha servido para que ella se replantee que a través de sus letras puede cambiar el mundo o por lo menos hacernos pensar, por supuesto que habrá nacido esperanza en su corazón.
Desde mi punto de vista, siempre hay esperanza. El que más, el que menos, hemos pasado por situaciones desagradables en nuestra vida por un motivo u otro pero confío en la resiliencia del ser humano y en la esperanza de ir consiguiendo cada día, un mundo con menos hipocresía y crueldad. Est@s jóvenes son nuestro mejor futuro y nosotros tenemos que apostar y trabajar con ell@s para que así sea.


Integrantes que forman el vídeo 'Ignorancia Social'

 



"Como en todas partes, al igual que en los adultos, ya hay jóvenes que tienen una clara condición xenófoba y además tan marcada y extremista que da miedo pero hay otros, como es el caso de los jóvenes con los que hemos trabajado en el que ves que hay implicación, concienciación, responsabilidad, les gusta el trabajo en equipo y no dudan en participar".

Ph.: Esta canción sí se incluirá en el próximo trabajo que se publica en otoño de este año. ¿Cuál es su valor musical dentro del repertorio?
D.:
Bueno, realmente está incluido como single en todas las plataformas digitales. Como ya dije anteriormente, los músicos vamos evolucionando y ahora me quedan unos meses de trabajo hasta conseguir el sonido que quiero, posiblemente, pasado Otoño. Es posible que este tema ya no tenga cabida dentro de unos meses en el próximo proyecto que va a tirar por una vía muy distinta musicalmente a lo que tengo hecho hasta ahora pero como single de DiaMar, ocupa un lugar muy especial, sobretodo por lo que significa y por defender a un colectivo maltratado socialmente que se juega la vida por llegar a un supuesto lugar mejor.
Ph.: ¿El disco está dedicado a Celia Mur, cantante y compositora influyente en tu trabajo, por razones sentimentales?
D.:
Sí. Fue la primera profesora que tuve que me enseñó lo que era el Jazz. Cogía un avión desde Sevilla cada dos semanas para dar clase con ella, becada por la AIE. Alguna vez dormí en su casa para poder hacer alguna Jam en Valencia con ella y coger el avión al día siguiente. Si tenía algún concierto en Madrid, quedábamos para comer y charlar de la vida Disfrutaba de verla cantar y lo que hacía en el escenario. Era camaleónica. Aprendí mucho de Celia, siempre fue muy generosa con los demás, una gran artista y una gran maestra.
Ph.: Cada una de las mujeres homenajeadas (Violeta Parra, Chabuca Granda, Cecilia, Mari Trini, Eladia Blázquez, entre otras) vienen de diversos lugares con vidas distintas, influenciadas por músicas diferentes. ¿Qué guardan en común?
D.:
Que tuvieron que hacerse un hueco en un mundo compositivo formado principalmente por hombres. Lucharon y sufrieron por salir adelante y nos dejaron una puerta abierta a todas las que llegamos después. Lo hemos tenido muy fácil comparado con ellas.
Ph.: ¿Este proyecto tiene visos de continuidad?
D.:
Espero que sí. A medida que pasa el tiempo, va cambiando, se va modificando, queda RaíceS para rato. Estrenamos el espectáculo completo hace poco en el Teatro de la Banda Primitiva de Llíria con una bailarina de danza española que baila algunas canciones y con una actriz que recita poemas, aparte de los temas que suenan y alguna historia más que cuento. Espero que este espectáculo podáis verlo a partir de la próxima temporada en todo su esplendor.


Aquí se ve cómo la música sirve de canal humano para hacer pensar sobre temas actuales que, a veces, ignoramos por hastío y repetición informativa. El festín de solidaridad está servido.

Más información sobre DIAMAR


La revista Photomusik en ningún momento se hace responsable sobre el contenido de las opiniones de sus entrevistados.
Texto: Photomusik.com - Fotografías: Red Shoes ©
 

 
Recomienda esta entrevista