JUNTOS DE NUEVO
"Hacemos rock de siempre, pero con toda la calidad que podamos darle y un tratamiento sencillo y directo".



Algunas bandas de rock desaparecen de la misma forma con la que han nacido: sin pena ni gloria o ahogadas en una efímera lista de éxitos. Otras, sin embargo, no están en los charts, tampoco en la farándula del marketing musical, pero siguen al pie del cañón. Como es el caso de los granadinos Hombres Solos, que tras alguna obligada separación han vuelto. El bajo y los coros de Francisco Bonal, la batería de Pedro y la voz y guitarras de José Cándido Ariza, a.k.a. Candi, dan vida a este trío cuyo único affaire compartido es la pasión por el rock. Así lo cuenta Candi.

Photomusik: A primera vista, lo que más llama la atención es el nombre del grupo, bastante particular. ¿Cómo se os ocurrió llamaros así?
Candy: Fue todo tan real como la vida. Imaginad una tarde triste de un domingo lluvioso y aburrido. Un tipo come pipas y ve el fútbol en la tele mientras acaricia a un gato de color gris llamado "CHUPITO".
Suenan unos golpes en la puerta y tras la confusión inicial, era casi de noche, reconoce a dos viejos amigos, Bony y Pedro. CARAY, se pregunta uno, hace como 6 años que no los veo y... son ellos... son ellos.
El resto se reduce a un par de botellas de whisky, mas pipas, unas velas... en fin, tres tipos solitarios en una triste , lluviosa y solitaria noche de domingo... tres HOMBRES, SOLOS...

Ph: ¿Vuestra música también es particular?
C:
Más que particular, es personal. Creo que nos define bastante bien .En ella reflejamos lo que pensamos, lo que sentimos, lo que queremos decir o lo que deseamos sentir... y por supuesto, lo que no nos gusta.
La música es un medio de expresión y, como tal, HOMBRES SOLOS se sienten totalmente identificados con las canciones que se hacen. Forman parte de nosotros... no sabemos hacer nada por encargo, sale de dentro... de lo más hondo.
HOMBRES SOLOS es sinceridad componiendo y tocando en directo. Eso se nos ve en la cara nada más empezar;
tiene que haber una preparación.

Ph: Sois granadinos. ¿Hierve la sangre andaluza en vuestro estilo de hacer música? ¿Cómo lo definiríais?
C: Pues la verdad es que eso de sentirse de una y otra manera , dependiendo del sitio de donde seas.... no se... creo que no va con nosotros. Por supuesto que todo el mundo reconoce en nuestra manera de ser o de hablar nuestro marcado carácter andaluz-granaino... pero nada más. A la hora de hacer música nos consideramos antiterritoriales y autonómicamente incorrectos. No nos va eso de poner fronteras, así que haciendo música... mucho menos. Nos gusta sentirnos del sitio adonde vamos más que vender de donde somos.



La banda granadina está dispuesta a dejarse la piel hasta conseguir el reconocimiento profesional que se merecen.
Savia andaluza
 

Ph: Candy, el fundador del grupo, ha estado inmerso en otras bandas pertenecientes a la movida de Granada. ¿Ha cambiado el panorama musical que se vive en esta ciudad en 2004? ¿En qué sentido?
C: En mil novecientos ochenta y... tantos. (coño que viejo soy ya en esto), la cosa era más fresca, más sencilla... no se tenían tantas pretensiones. No se buscaba el éxito y la pasta tan descaradamente. Antes se ensayaba por ensayar y cuando se tocaba era todo una fiesta. Ahora es más obligación que devoción. En nuestro caso, sin embargo, no es así. Procuramos mantener a toda costa ese viejo espíritu... ya sabes: el de "pasarlo bien joder". Si no, no tiene sentido.
Luego, si la suerte llama y fichas y ganas pasta, pues la fiesta será más grande...
Pero, ¿qué hay de aquel regustillo que deja conocer otras ciudades, gentes... gasolineras...? en fin, ésa es la grandeza de la música y eso es de lo que presume una banda como HOMBRES SOLOS. Nosotros no lo decimos... lo llevamos a la práctica.

Ph: ¿Se diferencia en algo la movida granadina de la movida madrileña, de la que se ha oído más en los medios de comunicación?
C:
Pues no lo se. Madrid es Madrid. Allí están los críticos, las discográficas, los medios , las radios... están todos y es allí, aunque sea un tópico decirlo, donde hay que ir, estar y pelear.
La movida granadina nunca existió, al menos aquí. Fueron unas cuantas bandas las que dieron la impresión de que aquí se cocía algo gordo. No fue así. Esas bandas se fueron a Madrid para tener prestigio y reconocimiento y allí fue donde triunfaron, unos más y otros menos, pero triunfaron. Granada es, sin duda, una enorme y buena cantera, pero para hacer bueno a un futbolista hace falta un buen entrenador y por supuesto unas buenas instalaciones. Con el talento no basta.
Ph: Parece como si estos medios hubieran dado más importancia al movimiento musical surgido en Madrid que al de otras ciudades españolas, Granada por ejemplo...
C: CLARO. El dicho aquel de "la distancia es el olvido" tuvo y tiene mucho que ver. Lo más cercano es lo más fácil de vender. Así que, si la montaña no va a Mahoma...
Los que querían llegar, se fueron a Madrid. Los que se quedaron aún estamos en el empeño de llegar.
Como veis, 20 años cogiendo el tren... y éste siempre pasa de largo.
Madrid es la capital para todo. Y lo que se cuece allí se come en el resto.
Es sencillo de masticar. No?????

Ph: ¿Hay alguna diferencia entre el Candy que formaba parte de Correcaminos y el que integra Hombres Solos?
C:
Madurez sobre todo. El CANDY de los Correcaminos era una cabra loca dispuesta a comerse el mundo como fuera, siempre que su enorme tupe le dejara.
El Candy de los HOMBRES SOLOS, es 20 años más viejo... aunque conserva aún ese espíritu de cabra loca... sino, no podría seguir por esas carreteras de dios...
En cuanto a la composición de los temas: ahora, lógicamente con hipoteca... canas y todo eso, me preocupan otras cosas...

Rock de garito



"
La música es un medio de expresion y, como tal, HOMBRES SOLOS se sienten totalmente identificados con las canciones que se hacen".

Ph: Siguiendo con la voz de Hombres Solos, y la carrera en solitario como cantautor, ¿qué ha aportado esta faceta al Candy de ahora en la banda granadina?
C:
Pues la verdad es que nunca me he puesto seriamente a analizarlo, sabes. Soy un tipo muy sencillo. No me gusta pensar en el pasado ni en el futuro... vivo el presente tal y como viene, aunque algo previsor sí que soy. Más que cantautor he sido una especie de CANTAU-ROCk. Lo de andar solo por el mundo está bien si no es por demasiado tiempo... me aburro, me agobio. Necesito caña, siempre digo que cuantos más años cumplo, más ganas de distorsión tengo. Es curioso pero es así. Creo que los dos CANDY, como buen Geminis que soy, SE COMPLEMENTAN PERFECTAMENTE, y eso engrandece de una manera notable la faceta en solitario y con la banda. La engrandece a título personal, por supuesto; quiero decir que me siento mejor como persona y como músico.
La banda, HOMBRES SOLOS, es grande por sí misma, porque se base en la ilusión, las ganas, y ese viejo espíritu de los 80 que tanto reivindicamos.

Ph: Es en 1998 cuando, junto al batería Pedro, nace Hombres Solos. ¿De qué manera tomó forma la banda?
C:
Claro. Tras aquella reunión, aquel domingo lluvioso del que hablé antes, el resto fue rápido. En un mes contábamos con 20 temas, más o menos bien ensayamos en el salón del chalet de Pedro. Y en un mes y medio dimos el primer concierto. Ibamos rápido por que nos sobraban las ganas. Recuerdo que yo componía un tema por día, recuerdo las jarras de café, los bolígrafos... los papeles (el ordenador aún no entraba ni entra en estos momentos de inspiración) Recuerdo todo eso con agrado: el nacimiento de la banda y la preparación de nuestro primer disco que llegó enseguida.

Ph: Vuestro primer álbum, "La Casa Del Callejón" (1998), fue un trabajo elaborado con la cabeza o con el corazón?
C:
Con las dos cosas. Con la cabeza, porque había que pensarlo bien, dar el paso para autoproducirlo, hacerlo bien. No queríamos que pareciera una maqueta, sino algo más competitivo.
Con el corazón: imagínate... nuestra alma entera está puesta en él...
Creo que tanto de una manera como de otra lo conseguimos plenamente. Estamos muy orgullos del trabajo y del resultado.



Look de los 80 para el siglo XXI.
Hombres Solos al completo
 

Ph: ¿Cuesta abrirse paso en el mundo musical?
C: Es encontrar la aguja en el pajar. Es como en cualquier otro ámbito de la vida.
Cuesta lo que cuesta porque dependes de otros para conseguirlo. Si fuera por tus ganas, tu empuje, tu talento o tu ilusión, todo el mundo triunfaría.
Fíjate quien triunfa sin tener nada de eso... ellos tiene otro factor importante: "SUERTE".
La suerte es el meollo de la cuestión. Están en el momento justo, en el instante preciso, en el lugar exacto y con la persona adecuada.
Eso es lo que nosotros buscamos, la aguja en ese pajar.
Ademas intentamos tocar bien, componer bien y sin dejar de ser tres tipos sencillos sin un puto duro en el bolsillo que se darían un canto en los dientes por llenarlos de bin laden (cariñosamente llamamos así a los billetes de 500 euros, aquí en Granada).

Ph: ¿Qué necesita un grupo para triunfar en el panorama musical de hoy?
C:
No lo se. Si lo supiera... Lo que he dicho antes. Estar en el centro de la diana aunque sólo sea por un minuto. Que alguien en algún lugar se fije en ti y apueste por ti. No se... Son muchos factores. La suerte, sin duda.
"Unos nacen con estrella y otros... estrellaos".
Ph: ¿Qué debería de rechazar para conocer el triunfo?
C: Nada, todo vale. Yo no cambiaría nada de lo que tengo salvo esa puta manía que tenemos los currantes de no llegar a fin de mes...
El triunfo si llega, llega, y lo que tienes se multiplicará quizás por cien incluidos los problemas.
No obstante, me desahogaría delante de algunos cuantos tontos del culo... que me han puesto piedras en el camino... pero nada más. Un poquipo de indiferencia no es tan malo. El resto: dar las gracias a muchísima gente, a mucha que ha aportado y aporta su pequeñito grano de arena para que esta historia siga adelante.
A mi mujer Eva, por su paciencia a mi hijo DORIAN, por su amor, e imagino que el resto de la banda irá por el mismo camino.
Las MUJERES SOLAS ( CADA VEZ QUE SALIMOS DE VIAJE) son las que permiten que los HOMBRES SOLOS puedan seguir adelante.
Ph: ¿El triunfo siempre lleva implícito el reconocimiento? ¿Qué es mejor: el triunfo o el reconocimiento?
C:
Las dos cosas. Una implica a la otra. Aunque que te reconozcan masivamente el trabajo que estás haciendo, llenaría más, digo yo... aún no he sentido esa sensación. A este nivel en el que estamos ahora te basta con un "muy bien, me lo he pasado bien, me encantan vuestras canciones". Aprendes a valorar esos comentarios, sobre todo porque nadie tiene que hacerlos, si te los hacen es porque algo estás haciendo bien.
A mi me enriquecen desde luego y me ayudan a continuar.
El triunfo es más banal, dinero, fama... no se, es la otra parte de la historia, la que te ayuda a disfrutar del "reconocimiento".

Ph: Después de cinco años separados, y la inclusión de By Bony al bajo, volvéis a la carga en 2003. Mucho tiempo sin saber nada de Hombres Solos, ¿por qué?
C:
El día que nos separamos, ni siquiera lo hicimos. Quiero decir que sencillamente la vida, las circunstancias nos diluyeron. Nadie dijo adiós, fue un hasta luego.
Han sido años de vida normal, aletargada, familiar. No se la vida de cualquier currante, pero el gusano es el gusano y al final un escenario, unas canciones o esa guitarra que llevas sin tocar tanto tiempo te convencen de que merece la pena salir y divertirte, quemar adrenalina y al fin y al cabo hacer lo que realmente te gusta hacer en la vida, música.
HOMBRES SOLOS es un proyecto que va en nuestro corazón, por tanto no desaparecerá fácil, aunque lo dejemos como banda. Cada uno lo llevará dentro y en cualquier momento volverá a aparecer.

Ph: ¿Con vuestro regreso a la escena musical se ha recuperado el pop rock de los años 80-90?
C:
Eso es lo que nos gustaría. Pero no tanto ese tipo de pop, musicalmente hablando, sino el espíritu que lo inspiraba. La carretera, los lugares, la no presión de hacerlo perfecto. Nosotros reivindicamos ese viejo espíritu porque es el que alimenta a los que como nosotros no dudan en meterte 600 kilómetros un jueves para tocar en Alicante, por ejemplo, y estar a las 7 con el traje de faena en tu puesto de trabajo.
No nos importa si piensan que tocamos mejor o peor. Nuestro repertorio es diferente según donde estamos y a quien tenemos delante.
Nosotros preferimos un "me lo he pasado muy bien con vosotros esta noche" a un "QUE BIEN TOCAIS".
De todas formas, que quede claro que HOMBRES SOLOS no se apunta a esta especie de revival por lo 80 que vivimos. Nosotros hacemos canciones nuevas pero con una vieja actitud.

Se entregan en el escenario


¿De qué se enorgullece esta banda? De haber tocado más de 50 conciertos en un año sólo dentro de la geografía española.

Un grupo de directo
 
 

Ph: ¿Hay algo muerto en la música que se hace hoy en día? ¿Algo que huele mal?
C:
Curiosamente no es la música lo que huele mal, sino lo que la rodea. El negocio, el dinero, el marketing...
Primero se elige a qué sector se quiere convencer y luego el producto. Muchas bandas nacen así, sacan un tema y mueren.
El dinero lo pudre casi todo en la vida, así que la música como gran negocio, también está al alcance.
La pena es que mucha gente que hace música no pueda acceder a esos medios y enseñar su trabajo. Sencillamente porque no están en el circulo adecuado o porque no los dejan...
Esto es como todo..."los mejores negocios se hacen en los bares". Quiero decir que el boca a boca, el amigo, en fin alguien que te presente es muy importante.
La música no morirá nunca, quizá algunas formas de venderla, como es el caso de internet, tomarán la iniciativa.

Ph: ¿En que se diferencia una producción de hace 20 años de las de hoy?
C: Pues la verdad es que no me lo he planteado. Llevo grabando discos ese tiempo y siempre he seguido el mismo sistema.
Supongo que al hilo de la pregunta anterior, un disco es mejor cuando más dinero se le hecha, cuantos más nombres "grandes" se ponen en las carátulas.
Creo que quizás está ahí la diferencia. Una producción casera no es competitiva.
Es como hacer correr un ferrari contra un seiscientos.
Un buen estudio de grabación, un buen productor, un buen sonido ayudan a que un grupo crezca. Se le saca más partido.
Los discos autofinanciados sin embargo conservan algo bueno, la frescura, la sencillez. Eso no lo tienen las grandes producciones.

Ph: Por fin sale a la calle "Ahí, Donde Más Duele" (2004) ¿Qué ha querido reflejar este trabajo?
C:
Pues las ganas de decir cosas de las que nunca había dicho nada.
Siempre se me ha tachado de componer canciones de amor. Falso. Cómo se nota que no han escuchado mis discos "enteros".
En este nuevo trabajo hablo de temas que me preocupan, que forman parte de mi entorno, me guste o no. También hablo de amor y desamor, por qué no.
Las relaciones humanos son las que hacen que seamos como somos.
"Ahí, Donde Más Duele" refleja mi disposición a ser consciente de lo que pasa en el mundo, a la gente, a mi mismo. Si nos paráramos un segundo a ver lo que sucede a nuestro alrededor quizás fuéramos capaces de arreglar algo.
No quiero decir con esto que intente arreglar nada, desgraciadamente no puedo pero al menos tengo la libertad absoluta de expresarme, le "duela a quien le duela".


"A la hora de hacer música nos consideramos antiterritoriales y autonómicamente incorrectos. No nos va eso de poner fronteras, así que haciendo música....mucho menos".
Un grupo apátrida
 

Ph: El disco corre de la mano de Soundsplay. ¿A qué os habéis tenido que someter en su grabación?
C:
Eso no es exacto del todo. La grabación corrió a medias. La edición por nuestra cuenta. En cuanto a someternos, la verdad es que a nada, porque no ha habido nadie que nos haya dicho lo que teníamos que hacer. Libertad completa de acción.
Tampoco lo hubiéramos consentido. Queríamos que las canciones sonaran como suenan. Las grabamos y mezclamos en 3 días, así que pensamos que la
cosa ha quedado bastante bien.
Son nueve canciones que promocionamos, movemos y trabajamos nosotros en un 100 %. Nadie más.

Ph: ¿Qué tiene este disco de novedoso?
C: Pues creo que nada. No era nuestra intención que tuviera algo nuevo. Aunque lo hubiéremos intentando tampoco hubiera salido algo. Son canciones pop con una cadencia rockera muy fuerte.
Alguien en una revista lo definió como: NADA NUEVO... PERO NADA MEJOR.
Creo que es acertado. Hacemos rock de siempre, pero con toda la calidad que podamos darle y un tratamiento sencillo y directo. La idea es que salvando las distancias suene lo más parecido posible a nuestros directos.




Muchas horas de ensayo y muchos días en la carretera: una constante en la vida de HOMBRES SOLOS.
 

Ph: La carrera musical de Hombres Solos se divide en dos etapas: el nacimiento del grupo (1998) y 2003 (el regreso). Diferencias entre ambas.
C:
La primera etapa fue turbulenta. No lo pensamos. Lo hicimos. Creamos la banda, preparamos un repertorio, empezamos a tocar, grabamos y editamos "La Casa Del Callejón". Ya está, es curioso porque aquel adiós parcial tampoco estuvo pensado. Sólo surgió.
En esta segunda etapa las cosas van más despacio. Plantamos los objetivos a conseguir, los analizamos, miramos con lupa dónde vamos a tocar y por qué... y planificamos poco a poco lo que vamos haciendo.
Conforme van surgiendo las cosas las disfrutamos como si estuviéramos en 1998. Ese es el punto de unión entre las dos etapas. Las ganas y la ilusión no perdidas.

Ph: En todo este tiempo habéis tocado 53 conciertos. ¿Preferís la carretera o el estudio?
C:
La carretera, desde luego. El estudio es la parte teórica de este curso. De vez en cuando tienes que frenar un poco y sentarte a escuchar, componer, grabar y aprender nuevas canciones.
La carretera es el medio que tienes para enseñar a la gente lo que haces en el estudio, así que hay que aprobar el examen con nota, si es posible.

Ph: Exceptuando el concierto que ofrecisteis en Badalona el 15 de mayo de 2004, siempre habéis tocado por Andalucía, la costa mediterránea (Alicante, Murcia, Benidorm...) ¿Por qué esta delimitación geográfica en vuestros bolos?
C:
No. No hay delimitación geogràfica. Los bolos van surgiendo donde sea. Lo que pasa es que si sale uno en Badalona, NOSOTROS DECIMOS QUE SÍ VAMOS A TOCAR, otros no lo harían ni de coña. Ya sabes: "que lejos esta eso", "pagan muy poco"... Nosotros vamos. Lógicamente, cuesta más sacar conciertos cuanto más lejos vivas... los empresarios pagan lo que pagan y o te adaptas de alguna forma o no tocas.
La costa mediterránea es una zona fantástica para tocar. En cada pueblo hay un garito que hace bolos.... Son receptivos a nuestra música. El rock pulula en todos lados, el resto es el boca a boca. Vas haciendo contactos amigos y cuando te quieres dar cuentas has tocados ya en un montón de lugares.
De todas formas en estos dos últimos meses hemos tocado ya en Cretas (Teruel), y tenemos previsto visitar Córdoba, Madrid, Huesca, Zaragoza, Ciudad Real....
Lo dicho, donde surjan iremos de cabeza.

Ph: ¿Habrá una tercera etapa de Hombres Solos, estáis en la plenitud?
C: Ahora es la buena. Vamos a muerte. La historia larga o corta de HOMBRES SOLOS se decidirá seguramente en esta segunda etapa. Aunque siempre hay que dejar una ventana abierta.
HOMBRES SOLOS ha decidido dar el todo por el todo. Si conseguimos algo importante bien, y si no, pues que nos quiten lo bailao.
Falta encontrar esa aguja en al pajar, un poco de suerte y ya está.

Queda abierta una esperanza a la frescura del rock. Con el sabor del último disco en la boca, y una nueva etapa por delante, el sonido de Hombres Solos tiene mucho que decir en la música del siglo XXI. Tiempo al tiempo.

Más información sobre Hombres Solos en http://www.portalatino.com/hombresolos

La revista Photomusik en ningún momento se hace responsable sobre el contenido de las opiniones de sus entrevistados.
Texto: www.photomusik.com© - Fotografías: Hombres Solos ©

 
Recomienda esta entrevista