Entrada a nuestra tienda
To our shop

flecha
Home

 
 
PHOTO

USIK

 

Buscador interno

Loading
pto

.MENÚ
.ZONA GRÁFICA

puntoConcierto 1
puntoConcierto 2
puntoConcierto 3
puntoConcierto 4
puntoRecuerdo 1
puntoRecuerdo 2
puntoBiografías
puntoPasaron
puntoReportajes
linea puntos
ZONA AL DÍA

puntoAgenda
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosNoticias
linea puntosNovedades
linea puntos
.ZONA DE OPINIÓN
puntoPágina del Musinternauta
puntoEntrevistas
puntoFrases musicales
puntoCine y espectáculos
linea puntos
.ZONA DE CLÁSICA
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosBiografías
linea puntos
.ZONA DE CONTACTO
puntoForo
puntoDe interés social
puntoEnlaces
puntoNewsletter
puntoTIENDA
linea puntos
.ZONA DE OCIO
linea puntosGraffitilandia
linea puntosAnecdotario
linea puntosChistes musicales
linea puntosLetras de canciones
linea puntosJuegos
linea puntosMúsica y salud
linea puntosRADIO
linea puntos
.ZONA DE DESCARGAS
puntoSalvapantallas
puntoProgramas
puntoTonos musicales

pto

 

 
 


 


MUSINTERNAUTA

TU OPINION TIENE UN SENTIDO
Histórico

 


SONIDOS QUE GENERAN ARMONÍA
(Govardo + Hang Massive. Primera vez en Madrid.
Sala BUT, 07-diciembre-2017)

J. G.
(Madrid, España)

Hang Massive
   

La música ambiental que amenizaba la espera previa al concierto de Hang Massive tranquilizó la sala But, donde el tiempo se había detenido. La distensión fue advertida desde el retraso en su comienzo, que tampoco importaba mientras este sonido contemplativo permaneciese: anticipo de lo que vendría después. Las luces se apagaron y la proximidad instrumental compartió una cercanía palpable. Fue un concierto particular desde el principio, introducido por un maestro de ceremonias mitad hindú (con rastas envueltas en un moño retorcido), mitad británico por el inglés correcto de su dicción. Un noche tranquila estaba preparada para sorprender y recompensar la espera.

La llegada del dúo Govardo reemplazó la euforia idólatra por la tranquilidad de un público que sabía lo que venía a escuchar. El folk acústico de Jack Rose (guitarra) y Dominik Sky (voz) sonó placentero. Superada la veintena de conciertos de su gira actual, cayeron en Madrid como el gordo de la lotería navideña: un premio inesperado y bienvenido. A golpe de guitarra y voz melódica, mezclan lo tradicional con el toque personal que aporta la canción de autor. Dominick Sky es movimiento envuelto en expresividad plástica, un maestro oriental impartiendo su clase de Tai-Chi, un juglar de la escena moderna mientras la guitarra de su compañero sentía cada nota que salía de sus cuerdas. Námaste. Su repertorio, para escuchar entre arrumacos y caricias, revivió la magia de Eric Clapton en Danny Boy con la guitarra como capitana de equipo. En esta evocación a los grandes, el recuerdo a Don McLean (Starry starry night) homenajeó al pintor Vincent van Gogh. Canción tras canción, la fuerza folk conquistó miradas, aplausos y corazones gracias a una serenidad contagiosa.

La relajación explayó su placidez con Hang Massive ante un público que, en todo momento, adoptó una actitud de respeto al artista. Su música y el silencio del público atento mantuvieron el equilibrio del sosiego. Los latidos místicos fueron inevitables.
Existe una relación directa entre su trabajo y el documental Spira Mirabilis (programado dentro del décimo Festival de Cine Italiano de Madrid) donde el hang tiene un papel protagónico mientras el espectador asiste a la fabricación de este instrumento tan desconocido. Su música, líquido amniótico que envuelve sonidos puros trabajados a mano sin excipientes digitales, generó tonalidades sonoras autosuficientes en un festival de armonías mágicas.
El escenario se encontraba flanqueado por seis platillos volantes nitrurados, con planta de pasarela minimalista, dispuestos en batería marcial. Mientras Hang Massive tocaban, su música envolvió proyecciones galácticas que abrían horizonte a la meditación; la filosofía hindú convive con la serenidad lunar, el lounge y ambient. La voz de Victoria Grebezs, habitual en las actuaciones de Hang Massive, creó olas de suavidad sonora que incitaban al contorneo sensual provocado por un dejarse llevar ajeno a las fuerzas gravitatorias.
El público terminó coreando cantos sanadores en una oración hipnótica con aroma a Hare Khrisna. Las palabras se quedan cortas para describir el corazón de un concierto tan particular, divertido, relajante y visual.

 

 

J. G.

La revista Photomusik no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores expuestas en esta sección.
Texto y fotografía: www.photomusik.com ©
 
<< 2016      < anterior          siguiente >       2018 >>

© Copyright Photomusik.com