Entrada a nuestra tienda
To our shop

flecha
Home

 
 
PHOTO

USIK

 

Buscador interno

Loading
pto

.MENÚ
.ZONA GRÁFICA

puntoConcierto 1
puntoConcierto 2
puntoConcierto 3
puntoConcierto 4
puntoRecuerdo 1
puntoRecuerdo 2
puntoBiografías
puntoPasaron
puntoReportajes
linea puntos
ZONA AL DÍA

puntoAgenda
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosNoticias
linea puntosNovedades
linea puntos
.ZONA DE OPINIÓN
puntoPágina del Musinternauta
puntoEntrevistas
puntoFrases musicales
puntoCine y espectáculos
linea puntos
.ZONA DE CLÁSICA
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosBiografías
linea puntos
.ZONA DE CONTACTO
puntoForo
puntoDe interés social
puntoEnlaces
puntoNewsletter
puntoTIENDA
linea puntos
.ZONA DE OCIO
linea puntosGraffitilandia
linea puntosAnecdotario
linea puntosChistes musicales
linea puntosLetras de canciones
linea puntosJuegos
linea puntosMúsica y salud
linea puntosRADIO
linea puntos
.ZONA DE DESCARGAS
puntoSalvapantallas
puntoProgramas
puntoTonos musicales

pto

 

 
 


 


LAS VOCES DEL SILENCIO

PALABRAS SOLIDARIAS
Histórico

 

CARTA A LOS REYES MAGOS
CON COPIA A MANUELA CARMENA
Peticiones justas alejadas de los caprichos materialistas

JGS

Carta a los Reyes Magos 2018
 

La Navidad es uno de los pocos periodos del año en el que soñar tiene fecha de caducidad. Hasta el 6 de enero, prolongamos esa esperanza envuelta en ilusión lotera, monotonía laboral ilusionante, dulces revenidos y un roscón de reyes al que alabamos su contorno hipercalórico. A pesar de cargarnos el romanticismo que desprendía la nieve navideña gracias al regalo del cambio climático, merecido a conciencia, la carta a Sus Majestades de Oriente alienta la fantasía. Ahora que masticamos aire contaminado y hemos hecho de la mascarilla un complemento estético que puede encajar en la próxima Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, pido a Melchor, Gaspar y Baltasar una boina atmosférica más pueblerina y menos marciana mediante la intercesión de Inés Sabanés.

Los Reyes Magos se han convertido en héroes disfrazados de jugueteros ambulantes con los que la sociedad consumista engatusa a pequeños y los grandes convierten en oportunidad para el capricho ganado. Prefiero creer que, hoy, esas tres figuras majestuosas son políticamente bondadosas, comprensivas con las peticiones de un Madrid más justo y menos justiciero. Prefiero creer que cada niño es un rey con poderes sobrenaturales todo el año que no se contenta con la magia ficticia de un desfile programado. No quiero las mondas que el consistorio dedica al populus entre boato municipal, austeridad cortesana y talante reformista para satisfacer una complacencia social que por otro lado tiene desatendida. Veo como la sociología política os ha convertido en figuras manipuladas por sus representantes mientras estos se especializan en la integración transgénero. En un proceso de madurez empujado por los avatares sociales, me cuestiono, y pregunto a Manuela Carmena, si Melchor, Gaspar y Baltasar son títeres mutantes del juego político que abandera el color evolucionista en la convivencia madrileña. Exijo explicaciones a la Historia, y a esta sociedad que ha engañado y traicionado mi infancia navideña aunque no busco abrir batallas. Dudo de una procedencia regia cuando el hombre maneja vuestra sexualidad en un teatrillo callejero como signo igualitario del sexo plural. Pido unos Reyes Magos asexuales. Esta voluntad aperturista permite que los regalos sigan siendo trasportados a cuatro patas mientras fomentan la explotación animal. El AVE ha llegado a los Emiratos Árabes; sin embargo, los reyes siguen acercándose en camello a Madrid, tierra de la Alta Velocidad.

Mientras tanto, otro tipo de transporte, el urbano, es cada vez más ecológico, menos contaminante y más artrítico a pesar de que la flota se haya renovado. La locomoción de Sus Majestades de Oriente, lenta pero segura, resulta más eficaz.
En mi pereza pagana de solicitaros alguna chuchería para no ser catalogado como un bicho raro dentro del materialismo político-social de bajo coste voraz, pido que Manuela Carmena no se duerma deshojando la margarita electoral del ahora sí, ahora no como alcaldesa repetidora. Igualmente, pido que el transporte público madrileño no sufra discriminación de líneas por su ubicación socio-económica. Pido que desaparezca el estilo Botella del mobiliario urbano con marquesinas donde los ciudadanos esperamos con hambre alienante la informalidad del trasporte colectivo. Les pido que, durante las horas punta, no nos convirtamos en sardinas enlatadas predispuestas a odiar este medio de locomoción, imprescindible.

De las nuevas paradas, negocio apadrinado por la UTE (Unión Temporal de Empresas) que forman Cemusa y JCDecaux, sólo funcionan los bancos evita mendigos mientras muchos letreros electrónicos informativos siguen desconectados, abandonados y bien pagados por los ciudadanos. Son el espejo que usa el tiempo perdido para enseñar su rostro inexpresivo ante la frustración general que lo mira apenada y cabreada.
Pido que la demora no se eternice con esta liturgia de monigote esperando el último tranvía. Cuando se alcanza el poder hay que saber gestionar la herencia recibida: ese mecano que a nadie gusta recomponer pero todos desarman con crítica rolliza. También pido que Manuela Carmena aparque sus deseos por lavar la cara al autobús urbano con un logotipo nuevo comprado en la calle Serrano (cuesta 1.500.000 de euros) mientras el servicio camina hacia atrás en algunos barrios obreros. Pido que Carmena se pringue y deje de aparecer junto al logotipo autobusero para la foto publicitaria y actualice las líneas de la EMT más desatendidas que no encajan en la foto del Madrid turístico. Pido que no base el talento innovador en su idea de ajardinar el techo de los autobuses (léase Córdoba), algo así como cubrir con peluquín un erial baldío: extravagancia acertada para un playmobil que presuma de sostenible. Pediría, como último deseo, Sus Majestades, una vuelta al pago por billete único porque el sistema por tramo actual es un robo en vez de un favor. España no es Europa. Ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos, pero, es que en el anterior 2017, la lluvia ha sido tan pasajera como los vehículos de la EMT. Un año más, el carbón será para quienes no se lo merecen.

 


JGS

La revista Photomusik no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores expuestas en esta sección.
<< 2016        < anterior          siguiente >       2018 >>  

© Copyright Photomusik.com