Entrada a nuestra tienda
To our shop

flecha
Home

 
 
PHOTO

USIK

 

Buscador interno

Loading
pto

.MENÚ
.ZONA GRÁFICA

puntoConcierto 1
puntoConcierto 2
puntoConcierto 3
puntoConcierto 4
puntoRecuerdo 1
puntoRecuerdo 2
puntoBiografías
puntoPasaron
puntoReportajes
linea puntos
ZONA AL DÍA

puntoAgenda
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosNoticias
linea puntosNovedades
linea puntos
.ZONA DE OPINIÓN
puntoPágina del Musinternauta
puntoEntrevistas
puntoFrases musicales
puntoCine y espectáculos
linea puntos
.ZONA DE CLÁSICA
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosBiografías
linea puntos
.ZONA DE CONTACTO
puntoForo
puntoDe interés social
puntoEnlaces
puntoNewsletter
puntoTIENDA
linea puntos
.ZONA DE OCIO
linea puntosGraffitilandia
linea puntosAnecdotario
linea puntosChistes musicales
linea puntosLetras de canciones
linea puntosJuegos
linea puntosMúsica y salud
linea puntosRADIO
linea puntos
.ZONA DE DESCARGAS
puntoSalvapantallas
puntoProgramas
puntoTonos musicales

pto

 

 



 

CINE Y ESPECTÁCULOS
CARTELERA CULTURAL
Histórico
 
 
 


TODO POR NORUEGA
Película "La decisión del rey"


J. G.
(Madrid, España)

La decisión del rey
  Ficha Técnica Video  
Las resoluciones que cambian el rumbo de la Historia se recuerdan siempre; sin embargo, pocas veces nos paramos a analizar quién está detrás de estos actos y cómo ha llegado a tales determinaciones. “La decisión del rey” se introduce en la figura del monarca Haakon VII de Noruega para penetrar en lo más profundo de su ser, evidenciando dudas, angustias y dilemas: los tortuosos vericuetos mentales hasta llegar a una toma de decisión clara y precisa.
 
Jesper Christensen es el rey Haakon en 'La decisión del rey'  
Cuando las decisiones son una carga demasiado pesada para un rey
Después de un sucinto e ilustrativo recorrido, en blanco y negro, que va desde la escisión de Suecia hasta el establecimiento de una monarquía propiamente noruega, la Segunda Guerra Mundial se convierte en escenario de los incidentes que dan cuerpo a esta película histórica, brillante por su solidez y cautivadora por su amenidad.
La nación nórdica, rica en minerales, se había convertido en golosina para el afán expansionista de la Alemania nazi. Hitler dijo: “Quien no sabe defender a su país, merece ser exterminado” y el rey, en su lucha de resistencia pacífica, deja claro que, para ejercer la soberanía sobre un pueblo, la precipitación es el peor enemigo. Su figura, que supo plantar cara a la extorsión despótica, fusiona acción con decisión en un momento comprometido para el mantenimiento de una Europa libre. Las hordas hitlerianas, tras poner a todo el continente bajo sus pies, lanzan un ultimátum taxativo a Noruega: rendirse o morir. La familia real, obligada a una ruptura impensable, se dispersa con rumbos diferentes: la Princesa Marta Luisa, en un periplo de huida agónica, abandona el país con sus hijos buscando refugio en Suecia; el rey Haakon y el Príncipe Olav permanecen intentando contener el impacto de una ocupación tan sorpresiva como injusta.
Durante setenta y dos horas caóticas, Noruega huele a tierra quemada; pero el descendiente de la Casa de Glücksburg, dominando cualquier arrebato de imprudencia, hace de la mesura su mejor arma. Es una radiografía del poder real, del valor y la cautela; la convivencia entre el miedo y la serenidad capaz de enfrentarse al amedrentamiento que el Führer usaba como arma principal en sus ataques insospechados.
Los bombardeos nazis arrasan Noruega durante tres días frenéticos  
La Princesa Marta Luisa huye con sus hijos
“La decisión del rey” se acerca a una mirada íntima de la guerra vista con el corazón. El sentimiento del regente, embargado por la sensatez, en vez de ceder a la primera, se mantiene firme buscando una salida honrosa al conflicto inesperado.
La película de Erik Poppe se debate entre decisiones y dudas  
El momento decisivo para el rey Haakon y toda Noruega

La dirección de Erik Poppe no utiliza el combate como artimaña para atraer al espectador. Su capacidad resolutiva, calmada y medida, tampoco enclaustra a la catástrofe repentina en escenarios bélicos. Los soldados son piezas muertas de este ajedrez sin reglas, figurantes necesarios que dan cuerpo a la trama beligerante; cadáveres andantes dispuestos a morir por el soberano en la defensa de su país vencido. Las negociaciones, impregnadas de tufo batallador, resultan cruciales a la hora de impedir una carnicería. La película transmite, bajo el manto de drama histórico, la necesidad de escuchar antes de actuar . Política y sentido común caminan unidos en la figura del rey que se niega a tomar una decisión unilateral porque “Es una carga demasiado grande para un sola persona”.
El actor danés (un valiosísimo Jesper Christensen) defiende con sencillez gallarda el papel del hombre que entiende los acontecimientos sin la precipitación del estratega militar, a pesar de que el tiempo apremia. El rey Haakon no se esconde frente al dilema de claudicar o resistir; su sencillez, alejada de palacio, actúa como puente entre un proceso militarista y el intento mediador que no impedirá el expansionismo de la locura nazi.
La película es tan sobria como serena, acercando la Historia a través de un personaje que, lejos de encumbrarse, de extralimitarse en su autoridad monárquica, representa al ser de carne y hueso, temeroso y dubitativo: al hombre, en una palabra.

J. G.


La revista Photomusik no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores expuestas en esta sección
.
Texto: www.photomusik.com ©
<< 2015       < anterior          siguiente >       2017 >>

© Copyright Photomusik.com