Entrada a nuestra tienda
To our shop

flecha
Home

 
 
PHOTO

USIK

 

Buscador interno

Loading
pto

.MENÚ
.ZONA GRÁFICA

puntoConcierto 1
puntoConcierto 2
puntoConcierto 3
puntoConcierto 4
puntoRecuerdo 1
puntoRecuerdo 2
puntoBiografías
puntoPasaron
puntoReportajes
linea puntos
ZONA AL DÍA

puntoAgenda
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosNoticias
linea puntosNovedades
linea puntos
.ZONA DE OPINIÓN
puntoPágina del Musinternauta
puntoEntrevistas
puntoFrases musicales
puntoCine y espectáculos
linea puntos
.ZONA DE CLÁSICA
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosBiografías
linea puntos
.ZONA DE CONTACTO
puntoForo
puntoDe interés social
puntoEnlaces
puntoNewsletter
puntoTIENDA
linea puntos
.ZONA DE OCIO
linea puntosGraffitilandia
linea puntosAnecdotario
linea puntosChistes musicales
linea puntosLetras de canciones
linea puntosJuegos
linea puntosMúsica y salud
linea puntosRADIO
linea puntos
.ZONA DE DESCARGAS
puntoSalvapantallas
puntoProgramas
puntoTonos musicales

pto

 

 
 


 


LAS VOCES DEL SILENCIO

PALABRAS SOLIDARIAS
Histórico

 

EL CALENDARIO MOLESTO
Vox propone cambiar el Día Internacional de la Mujer
por un recuerdo surrealista al coronavirus

JGS

Vox pide declarar el 8 de marzo Día de las Víctimas de Coronavirus
 

El Ejecutivo socialista incentiva las manifestaciones feministas para rellenar su agenda ideológica. No lo dice cualquiera, son palabras de Vox. Jorge Buxadé, portavoz del Comité de Acción Política, lo constata; lo viene a corroborar José Abascal cuando no ha tapado la boca a su camarada y una derecha radical lo tiene asumido. No saben qué inventar para mantenerse en la ola de la polémica más rancia que nos hemos echado a la cara. El 8 de marzo se acerca tenso y esperanzado de que la mujer no caiga en el olvido. El miedo al coronavirus no preocupa a la fila verde porque este microbio no existe. La irresponsabilidad de los demás, sí. Así lo dicen sus acólitos con la llamada al abrazo solidario en lugares cerrados o se congregan al aire libre para culpar al judío. La turba homosexual les inquieta cada vez más. Su manera de sacar rédito político a este temor hace cuentas para enterrar un día festivo-reivindicativo que quieren cambiar por un velatorio mitinero. Luego repartirán condecoraciones entre los cadáveres para que desfilen hordas de fantasmas abatidos por la peste de nueva generación. Los familiares que aún viven no importan, sólo los muertos que dan juego electoral. La propuesta de Buxadé quiere sepultar una pelea colectiva que su partido niega por incompetencia dialogante. El vuelo de la gaviota será reemplazado por el águila culebrera. En vez de rosas rojas surcando el arcoíris, las coronas de espinas con esquelas académicas resucitarán el viejo orden social.

El ambiente alegre de la izquierda reivindicativa fue la cerrilla que encendió el coronavirus en España. La ultraderecha prefiere las exteriorizaciones procesionarias de legionario con mantilla y luto patrio. No le agrada el 8 de marzo porque ese día la simbiosis entre sexos se siente más empática, porque percibe soledad atenazante en sus calzoncillos rojigualdos. Buxadé lo tiene claro, sorprende el entusiasmo con que apoya iniciativas amorfas, defensoras de la vida y excluyentes del derecho a elegir cómo disfrutarla. Al cambiar el nombre a una fiesta planetaria para borrarla del mapa cívico hispano asegura las posaderas sobre el reduccionismo sectario. ¿Por qué no sustituir su incomodidad por un apelativo más manejable? La flexibilidad que respeta esa decisión no significa que se comparta. La iniciativa no va sólo contra lo femenino, ataca al Gobierno que jaleó las marchas del 8M de 2020. Sí que deja clara la ausencia neuronal en un cerebro lleno de serrín que llama cobarde a la derechita. Ellos son la derechona musculada con anabolizantes mentales. Los sobacos le huelen demasiado a sudor mecánico de tanto levantar el brazo.
El mismo día que las calles reivindicaron la lucha contra el feminicidio, los de Vox se encerraron en el feudo de Vistalegre para contagiarse de su virus entre cánticos pegadizos. Los mocos cayeron con honor en pañuelos de papel perfumado. Allí estalló una cepa negacionista que se ha incubado con tranquilidad, sin desánimo en los coletazos patógenos. La alternativa de Abascal no se escapó del visor microbiano. Javier Ortega Smith dio positivo cuarenta y ocho horas después de la fiesta en un local cerrado. Señor Buxadé, le regalo dos por uno. Le ofrezco respeto y pluralidad a cambio de un momento para escuchar sin responder con ataques. Se ha ganado el bronceado de la ignorancia y la mentira a través de la manipulación trapacera. Ataca al 8M con violencia -doméstica- pero nunca se ha atrevido a condenar el 23F, otra fecha vírica, escondiéndose en los faldones paternales del rey emérito convertido en figura de cera.

Es vergonzoso patrimonializar a los afectados por el coronavirus y convertir la tragedia en reverencia, recordarles como héroes caídos. El siguiente paso para no olvidar, ¿será exigir una pensión Covid que excluya a los no heterosexuales? Si el 8 de marzo debe ser el día nacional de las víctimas del coronavirus, ¿qué ocurre con las sucumben ante el SIDA, los que sufren un infarto, los tumores cerebrales, los asmáticos, quienes no superan las enfermedades raras o aquellas personas que fallecen debido a causas naturales? ¿Por qué no tienen su día? Jorge Buxadé sólo busca perder el tiempo en insensateces patrióticas sin ofrecimientos constructivos El odio de Vox hacia la diversidad sexual es palmario y no sabe qué inventar para frenar lo irreprimible. Lo que no pueden parar es que entre ellos hayan más de un maricón.

 


JGS

La revista Photomusik no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores expuestas en esta sección.
<< 2021        < anterior          siguiente >       2022 >>  

© Copyright Photomusik.com