Entrada a nuestra tienda
To our shop

flecha
Home

 
 
PHOTO

USIK

 

Buscador interno

Loading
pto

.MENÚ
.ZONA GRÁFICA

puntoConcierto 1
puntoConcierto 2
puntoConcierto 3
puntoConcierto 4
puntoRecuerdo 1
puntoRecuerdo 2
puntoBiografías
puntoPasaron
puntoReportajes
linea puntos
ZONA AL DÍA

puntoAgenda
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosNoticias
linea puntosNovedades
linea puntos
.ZONA DE OPINIÓN
puntoPágina del Musinternauta
puntoEntrevistas
puntoFrases musicales
puntoCine y espectáculos
linea puntos
.ZONA DE CLÁSICA
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosBiografías
linea puntos
.ZONA DE CONTACTO
puntoForo
puntoDe interés social
puntoEnlaces
puntoNewsletter
puntoTIENDA
linea puntos
.ZONA DE OCIO
linea puntosGraffitilandia
linea puntosAnecdotario
linea puntosChistes musicales
linea puntosLetras de canciones
linea puntosJuegos
linea puntosMúsica y salud
linea puntosRADIO
linea puntos
.ZONA DE DESCARGAS
puntoSalvapantallas
puntoProgramas
puntoTonos musicales

pto

 

 
 


 


LAS VOCES DEL SILENCIO

PALABRAS SOLIDARIAS
Histórico

 

DISMINUIDO, NO INFERIOR
¿La reforma del lenguaje tiene sentido o es una actitud de maquillaje buenista?

JGS

La reforma del artículo 49 de la Constitución pretende mejorar los derechos sociales de los discapacitados
 

La enfermedad de las vacas locas ha llegado a la política con andares solidarios. Ahora, el término disminuido desaparece del léxico constitucional, y de todo aquel que se precie de inclusivo y chachi. Es lo que toca. En lugar de disminuidos se propone incluir el término personas con discapacidad en el diccionario cívico. Según la R.A.E., no queda más remedio que remitirse a quienes administran el buen uso del idioma, el término se identifica con alguien ‹‹Que ha perdido fuerzas o aptitudes, o las posee en grado menor a lo normal››. Según la misma fuente, discapacidad es la ‹‹Situación de la persona que por sus condiciones físicas o mentales duraderas se enfrenta con notables barreras de acceso a su participación social››. ¿Qué es peor ser disminuido, discapacitado… o minusválido? Los defensores de la corrección ética se han pronunciado sobre una diferenciación que no viene recogida en la Carta Magna y, por lo tanto, merece la pena ser defendida. La jerga doméstica emplea el adjetivo para suavizar el insulto, algo que viene grande a las declaraciones institucionales.
No nos asustamos cuando oímos llamar subnormal a alguien. Las clavos arden si le espetamos rojo. Quizás si le apellidamos disminuido no se ofenda tanto ni ejerza su derecho a pedir explicaciones cívicas. El insulto no nace de la nada. A veces, pensamos que la merma de las facultades intelectuales implica inferioridad moral. La imponen los capacitados al juzgar a los demás en base a terminologías malinterpretadas. Tampoco interesa, ni apetece, investigar su potencial porque sorpresas incómodas pueden aparecer. Es más fácil incorporar extranjerismos en nuestro vocabulario que entender el significado de palabras naturales mamadas desde la infancia. La adultez se encargará de reinterpretar su significado. Se juega con el lenguaje de manera rompedora. La reforma del artículo 49 de la Constitución pretende mejorar los derechos sociales en una remodelación sin precedentes. ¿Esta mejora implica el reconocimiento social del sujeto con discapacidad, marginado hasta ahora? Todos somos disminuidos excepto Superman.
El cambio se produce porque la palabra disminuido ha quedado obsoleta y se contempla como ofensiva. Ofensiva es la intención no el vocablo. La interpretación política de las palabras siempre es partidista y pocas veces acepta la neutralidad del significado. Su lectura social debería preocuparse más de aceptar al individuo que de variarles el apellido. Los enunciados ofenden cuando se pisotea el concepto, cuando al sano se le trata como enfermo y cuando el listón de la aceptación distingue entre inferior y superior, anteponiendo las habilidades del más fuerte.

Para la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, las modificaciones van más allá de estrenar diccionario, suponen ‹‹una reforma integral y en profundidad en la estructura y contenido›› de la norma. Esta modificación no servirá de nada si no supone una transformación en la mentalidad de los interlocutores para quienes el ser humano es una ficha del parchís político; de empresarios que engullen a sus empleados; de quienes los buscan por las subvenciones; de aquellos que tratan al trabajador como objeto laboral; del vecino que se burla con insultos apetecidos por expresiones paletas. No es una cuestión denominativa sino de talante educativo. Los medios de comunicación, la familia y el respeto tienen un compromiso que deben admitir. Todos somos disminuidos y discapacitados en algo, nadie es sabio y diestro en todo. Más que la variación lingüística, lucharía porque nadie fuera discriminado debido a una condición física o mental impuesta por el azar de la vida.

¿Dónde está la diferencia entre que España tenga más de tres millones de personas con discapacidad o que en España haya tres millones de discapacitados? Decidir entre si en tu carné social se incluye el apellido disminuido, o no, debería depender de instituciones menos preocupadas en sus disensos. ¿Llegará un día en el que los portadores de deficiencias congénitas se denominen personas con capacidades especiales? Al tiempo. Mujeres y niñas seguirán siendo un colectivo vulnerable tras la aprobación por el Consejo de Ministros del nombre nuevo. Las conductas machistas no serán más respetuosas con sus víctimas por esta modificación. También hay gente considerada normal que debería ser incapacitada para ejercer cargos de responsabilidad pública. ¿Cuál es la diferencia entre los derechos de las personas con discapacidad y quienes no la tienen? ¿Quién decide los límites de la frontera entre la cordura y el criterio oportunista, las aptitudes y la predisposición a aprender, el coraje y la dejadez? ¿Qué significa ser discapacitado? Si no admitimos que cada uno tenemos nuestra tara correspondiente, retrocederemos en la escala primate. Esto lo escribe un epiléptico que supera las cuatro décadas de antigüedad en la materia, alguien orgulloso de lo que es: un discapacitado para muchas cosas y curioso para alguna otra.

 


JGS

La revista Photomusik no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores expuestas en esta sección.
<< 2021        < anterior          siguiente >       2022 >>  

© Copyright Photomusik.com