Entrada a nuestra tienda
To our shop

flecha
Home

 
 
PHOTO

USIK

 

Buscador interno

Loading
pto

.MENÚ
.ZONA GRÁFICA

puntoConcierto 1
puntoConcierto 2
puntoConcierto 3
puntoConcierto 4
puntoRecuerdo 1
puntoRecuerdo 2
puntoBiografías
puntoPasaron
puntoReportajes
linea puntos
ZONA AL DÍA

puntoAgenda
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosNoticias
linea puntosNovedades
linea puntos
.ZONA DE OPINIÓN
puntoPágina del Musinternauta
puntoEntrevistas
puntoFrases musicales
puntoCine y espectáculos
linea puntos
.ZONA DE CLÁSICA
linea puntosAgenda Clásica
linea puntosBiografías
linea puntos
.ZONA DE CONTACTO
puntoForo
puntoDe interés social
puntoEnlaces
puntoNewsletter
puntoTIENDA
linea puntos
.ZONA DE OCIO
linea puntosGraffitilandia
linea puntosAnecdotario
linea puntosChistes musicales
linea puntosLetras de canciones
linea puntosJuegos
linea puntosMúsica y salud
linea puntosRADIO
linea puntos
.ZONA DE DESCARGAS
puntoSalvapantallas
puntoProgramas
puntoTonos musicales

pto

 

 
 


 


LAS VOCES DEL SILENCIO

PALABRAS SOLIDARIAS
Histórico

 

UNA MISIONERA SIN VOCACIÓN
La presidenta madrileña ojiplática ante las palabras de un papa que pide perdón a México por los pecados cometidos por la Iglesia Católica

JGS

La presidenta madrileña critica las palabras del papa Francisco pidiendo perdón sobre los excesos de la Iglesia católica en América
 

La relectura de la Historia aporta un espectro más amplio de lo acontecido. Los destrozos y las contribuciones realizados en épocas pretéritas se deben observar con ojo crítico no con mirada volcánica. Isabel Díaz Ayuso, en su tono de pueblerina académica que sabe lo que dice, ha vuelto a poner los puntos sobre las íes. Si la izquierda rebelde critica los mensajes papales, las huestes de la presidenta madrileña cargan contra el comunismo enfermo por sus aberraciones cercanas al terrorismo venezolano. ¿La luchadora popular pensará en el papa Francisco como avanzadilla de una liberación roja? Esta seguidora del Cid Campeador es capaz de ver al Arcángel San Garbiel cantando, en compañía de Nacho Cano, aquello de vivimos siempre juntos. La Juana de Arco de la derecha española se ha convertido en defensora de los principios católicos con base revisionista por méritos propios. Se niega reconocer la intromisión arrolladora de los embates colonizadores contra indígenas que vivían tranquilos en su paraíso tropical con sacrificios incluidos. Teme que el mensaje del sumo pontífice progre puedan borrar la festividad del 12 de octubre en España. Disculparse no entra en sus prioridades; reconocer los errores del pasado, tampoco; admitir que se hicieron barbaridades en nombre de una cruz sagrada, ni hablar del peluquín.

El cine ha explorado el fenómeno de la ocupación católica en el territorio americano. Las tribulaciones de Cristóbal Colón en Alba de América participan de Luis Carrero Blanco en el guion, delfín de Franco asesinado por ETA en 1973, junto a la omnipresencia de la palabra Dios. El sanguinario Pedro de Valdivia protagoniza La araucana; el documental histórico La Hora de los Hornos aborda el colonialismo y neocolonialismo en Argentina; el binomio Werner Herzog-Klaus Kinski sostiene Aguirre, la cólera de Dios a través del diario del fraile Diego Gaspar de Carvajal; la expedición encabezada por Pedro de Ursúa en El Dorado, de Carlos Saura, se embarca hacia ciudades cubiertas de oro. Paul Leduc dirige, sin diálogos, el origen multicultural de México y la herencia africana en Barroco. La otra conquista, de Salvador Carrasco, también mexicana, narra la imposición de la cultura y religión nuevas a las costumbres de su pueblo, bajo la invasión española en México (1521), desde la perspectiva azteca. Por otro lado, la superproducción franco-británica 1492: La conquista del paraíso se posicionó como la película oficial del quinto centenario de la llegada de Colón a tierras americanas. La vida de Marcos Xiorro, quien conspiró y planeó una revuelta de esclavos en Puerto Rico contra el Imperio español durante 1821, aparece en El Cimarrón. La naturalidad de la esclavitud para los colonialistas de finales del siglo XVIII bajo el Imperio español sudamericano se explica en Zama. Netflix se apunta a esta lista revoltosa con Bolívar, una serie que describe la vida y el liderazgo del libertador Simón Bolívar contra el vasallaje español, en favor de la descolonización de Sudamérica. Seguro que Isabel Díaz Ayuso tampoco ha visto a Robert De Niro como el extraficante de esclavos y mercenario que terminó purgando su visión equivocada del poder en La Misión mientras Jeremy Irons se comunicaba con los indígenas gracias a la música de un oboe. Eso era proteger no colonizar.

A la catedrática del madrileñismo, ahora convertido en españolismo, le extraña que se pida perdón por una evangelización de América impuesta con sangre mientras equipara catolicismo con civilización. La mirada reduccionista de sus palabras apadrina la globalización monoteísta del sueño español. Si México entrara dentro de la territorialidad autonómica de la CAM, ahora se bailaría el chotis como danza nacional en vez del Jarabe Tapatío o el Jalisco. De nuevo, desplegó su nacionalismo de ultramar en busca del protagonismo que no está logrando durante una visita fantasma a territorio norteamericano.
El mundo civilizado ha ejercido una maldad intencionada sobre las culturas autóctonas con alevosía. La garra exterminadora de vestigios culturales encerró la libertad en catedrales de horror bendito y bendecido. La espada y el crucifijo han sido los argumentos principales de episodios atroces en la Humanidad. Los cañonazos españoles se impusieron a las lanzas primitivas, ¿no es eso jugar con ventaja en una guerra desigual? También se debería lamentar la brutalidad que Moctezuma ejerció sobre los mayas, la que Atahualpa sembró entre los incas o el terror con el que el rey azteca Ahuítzotl expandió sus dominios. La Iglesia católica tiene mucho por lo que arrepentirse y quizás el gesto del veterano jesuita Jorge Mario Bergoglio presione sobre el código de silencio que la jerarquía eclesiástica ejerce con la pederastia, los abusos o la rapiña en tiempos de guerra (léase nazismo). Isabel Díaz Ayuso carece de sentido del ridículo. Sus luces ignoran que los conquistadores españoles trajeron la patata del continente americano. El tubérculo tan codiciado por la gastronomía madrileña, ¿reclamará su indigenismo robado desde hace siglos?

 


JGS

La revista Photomusik no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores expuestas en esta sección.
<< 2021        < anterior          siguiente >       2022 >>  

© Copyright Photomusik.com